martes, 14 de diciembre de 2010

Casas astrológicas (parte II)

Como les explicaba en la entrada anterior la carta astrológica está representada por una gráfica que se divide en doce áreas, cada una de las cuales es conocida astrológicamente como casa.
Los planetas representan en astrología la energía QUÉ está actuando; los signos zodiacales en donde se ubiquen, CÓMO actúan estas energías; y las casas nos hablarán de DÓNDE están actuando estas energías.
Es decir, las casas astrológicas representan los asuntos de la vida, los campos de experiencia. El significado de cada casa se asocia, generalmente, con los doce signos del Zodíaco, a Aries se le considera análogo a la primera casa; Tauro a la segunda, y así sucesivamente, hasta establecer la conexión de Piscis con la casa doce.
El ascendente y la casa uno van asociados con el nacimiento y la manera como hacemos contacto con la vida; Aries es un signo que implica nuevos comienzos. Sin embargo, es preciso recordar que cualquier planeta y signo pueden estar localizados en cualquier casa, según la hora exacta, el lugar y la fecha de nacimiento. Es decir, los factores simbolizados por un signo, planeta o una casa se encontrarán mezclados. A través de la lente subjetiva que constituyen los signos y planetas que hay en una casa, percibimos lo que sucede en el mundo externo e interno.
Pero, lo más importante es que los signos y planetas que encontramos en una casa sugieren como realizar las potencialidades que nos son inherentes.
Las casas no son segmentos aislados, separados de la vida. Si las tomamos en su totalidad, muestran el despliegue de un proceso de gran significado: el nacimiento y la evolución de un individuo.
Generalmente se asigna a cada casa un campo de experiencia y se considera que describe un determinado conjunto de circunstancias en la vida de una persona. A las casas se las describe con palabras y claves significativas. Ya hemos visto detalladamente el fondo del cielo y las áreas que abarca. Y Ahora, un pequeño resúmen de las doce.

Casa 1, La Identidad, el yo, apariencia física.
Casa 2, Valores, consolidación del yo, lo que tenemos y valoramos, el manejo de lo material.
Casa 3, Mente, ambiente cercano, hermanos, comunicación, viajes cortos.
Casa 4, Centro emocional: casa, hogar, seguridad emocional. Primera y última etapa de la vida.
Casa 5, Autoexpresión, creatividad, hijos, romances, placer, arte.
Casa 6, Selectividad: actitud hacia el trabajo, salud, servicio.
Casa 7, Relaciones de compromiso, pareja, matrimonio, socio, enemigos declarados, el otro.
Casa 8, Muerte y transformación, sexualidad, herencias, la parte oculta, lo esotérico.
Casa 9, Búsqueda de la verdad, estudios superiores, religión, viajes largos, el extranjero.
Casa 10, Integración del yo, profesión, vocación, carrera, imágen pública.
Casa 11, objetivos, metas, amigos, grupos, hijos postizos.
Casa 12, Introspección: regreso al estado inicial. Karma. Vidas pasadas, sacrificios, enemigos ocultos.

5 comentarios:

Soy beatriz dijo...

Yo admiro todo tu conocimiento y la forma sencilla que tenés de exponerlo. Lamentablemente, mi memoria está muy frágil y no logro acrodarme ni de mis propios datos jaja, como para relacionarlos. Soy una geminiana más que despistada!!!

Un beso Rochis y dios quiera que estés muy bien!!!
Besosss

Sonrisa... dijo...

Hola guapa, hace tiempo que no me pasaba por tu casa, con todo lo que nos expones en tus entradas, vamos aprendiendo un poquito más sobre astrología.
Gracias por tu dedicación.
Un beso

Janeth dijo...

Amiga muchas gracias por mostrarnos mas de las casas astrologicas, espero que pronto nos muestres como se diseña una carta astral,...¿sera muy dificil de construir???

Ricardo Miñana dijo...

En estas fiestas tan entrañables, con mis mejores deseos de ilusión, paz y felicidad.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Rochitas, es un encanto pasar
por tu casa, se aprende y se coje
gusto por la astrología.
Besos y muuy feliz Navidad.
Te quiere.
Elena.

La Astrología moderna, más que predecir el "destino" de los hombres o pronosticar los sucesos terrestres, se usa como una potente herramienta en el proceso individual de auto-conocimiento.

El mapa natal astrológico o carta astral es el gráfico a través del cual el cosmos nos permite entender sus energías y ritmos y particularmente como operan estas dentro de cada individuo.

Nos permite reconocernos, saber quienes somos, descubrir nuestros potenciales y talentos así como nuestras dificultades y defectos.

En una carta astral, todo es relevante e importante, todos los elementos que participan en él tienen su rol y su quehacer en el desarrollo de nuestra personalidad.